¿Cómo mejoro al bailar salsa?

La Fórmula Mágica del Salsero

Siempre es lo mismo: A pesar de haber tomado todas las clases necesarias, parece que no mejoras mucho, ¿no es así? Claro, aprendes pasos e indicaciones, pero algo no se siente del todo bien. Lamento decirte que no hay fórmula mágica.

La practica hace al salsero

A todos nos pasa y es normal, pero para que puedas mejorar, tenemos una serie de recomendaciones para tí:

1) La práctica hace al salsero.

Hazte una pregunta: “¿Para qué tomo clases de salsa?” ¡Pues para bailar! Entonces, ¿sales a bailar o sólo vas a clases? He ahí un detalle muy importante, no es lo mismo bailar en un ambiente controlado en donde todos están viendo el mismo paso que ir a un club a bailar y practicar la improvisación. Si no sales a practicar lo que has aprendido, olvidarás las clases y, lamento decirlo, no mejorarás mucho. Sal y baila, baila, baila, practica con todos o todas las que puedas, en cualquier momento y no tengas pena ni te avergüences de ello.

No hay razón para ponerse nervioso al bailar con alguien que es mejor que tú, todos sin excepción fueron principiantes en su momento y seguramente estarán en la mejor disposición de ayudarte. De hecho, descubrirás que la mayoría de los mejores bailarines son las personas más agradables y accesibles que te puedas encontrar.

2) Baila con buenos bailarines (as).

Es un hecho que si siempre practicas con alumnos de tu mismo nivel, probablemente no te enfrentas a un reto suficientemente grande y tu desempeño no mejora tan rápidamente. Los bailarines que tienen más experiencia saben cómo conducir y cómo seguir adecuadamente. Hay quienes son experimentados y, con tal de ayudar, pueden practicar contigo un poco para mejorar tus propias habilidades. ¿No es eso genial? ¡Aparte de hacer amigos, puedes obtener una mini-lección gratis! Aprovecha estas oportunidades y saca lo positivo de ellas, tratando de no tomártelo negativamente como una crítica a tu destreza.

Aparte, probablemente esa persona conozca más personas con su mismo nivel para que practiques también. =)

3) Baila con diferentes personas.

Es bueno tener variedad. Cada persona tiene un estilo diferente y baila de manera muy distinta. Si bailas con la misma persona todo el tiempo, lo único que estás aprendiendo es a bailar con esa persona en especial solamente. ¿Cuánta diversión puede haber en eso?

Para mejorar, necesitas cambiar, variar. Cada vez que salgas en la noche, propónte a ti mismo bailar con al menos una o dos personas con las que nunca hayas bailado antes. De esta forma, no sólo conocerás nuevos amigos, sino que aprenderás a  distinguir quién es un buen bailarín y quién no lo es; cuando encuentres a alguien seguramente lo sabrás, se sentirá simplemente genial.

4) Practica, practica, practica.

No puedo recalcar lo importante de esto. Baila, baila y baila más para que al mejores al bailar salsa. ¡Practica siempre! Sobre todo en la técnica.

Las horas de práctica son para practicar tu técnica, ya que sin ella te verás poco profesional. Si quieres agregarle un poco de estilo, asegúrate de que tus fundamentos básicos estén bien claros. Trata de que tus movimientos sean limpios y suaves, además de estar bien plantado en el piso y en control de tu cuerpo.

5) Toma un taller de estilo.

Tomar un taller de estilo te permitirá convertir un simple paso básico en algo que se ve genial, mucho más profesional y con mucha actitud. Para poder tomar un taller de estilo deberás primero sentar bien las bases del baile, se recomienda no ser muy principiante para ello.

Conclusión.

Práctica, práctica y práctica. Para citar a uno de los mejores bailarines a nivel internacional, Oliver Pineda:

“Para mejorar, los principiantes toman clases intermedias, los intermedios toman clases avanzadas y los avanzados regresan a lo básico.”

No olvides echarle muchas ganas, mucha pasión y sobre todo mucho respeto a las personas con las que bailas, ya que cuando tú mejores, deberás corresponderle a los nuevos principiantes y ayudarles tú a mejorar a ellos. Como decía mi maestro:

“El mejor bailarín no es el que hace más pasos o lo hace complicado, el mejor bailarín es el que puede y disfruta bailar con todos los demás”

Nos da mucho orgullo verles practicar fuera de la academia, nunca pierdan ese espíritu. ¡Que viva la salsa!