Las 4 fases de aprender salsa.

Las 4 fases de aprender salsa Astro salsa

Como todo proceso de aprendizaje, el bailar salsa se puede dividir en 4 etapas simples. Si te identificas con alguna en específico, no desesperes, la práctica y el tiempo te llevarán a la siguiente:

Incompetencia Inconsciente (Zona 1) 

Esta zona no es tan mala, ya que estás completamente ajeno al hecho de que lo estás haciendo mal. Esta zona representa el mero principio de aprender algo nuevo, ya sea aprender a bailar salsa en parejas o la teoría de la relatividad de Einstein.

Si descubres que realmente te gusta bailar, la siguiente zona va a confirmar qué tan grande es tu deseo de aprender.

Incompetencia Consciente (Zona 2)

Quizá sea la peor zona para estar. En este punto ya has visto a varios bailarines avanzados en la pista y te preguntas si alguna vez serás capaz de bailar como el resto de ellos. Es aquí cuando sabes qué es lo que estás haciendo mal, pero no puedes hacer nada al respecto – AÚN.  Tu mente entiende el resultado deseado pero tu cuerpo a menudo se rehúsa a cooperar, lo cual ocasiona resultados no muy deseables. Esta es la zona que todos atravesamos antes de empezar a dominar realmente algo. Los bailarines que están en esta zona están a punto de embarcarse en una lección sobre la PERSERVERANCIA.

¡Aguanta vara! Tu confianza te será devuelta en la Zona 3.

Competencia Consciente (Zona 3)

Es en esta zona cuando todo comienza a integrarse. ¡Estás bailando bien y lo sabes!  Aún te encuentras un poquito afectado por al zona anterior, pero no es nada que un poco de práctica no pueda arreglar. Esta es la fase intermedia del desarrollo y quizá sea la más larga así que recomendamos mucha paciencia. Es aquí cuando un nuevo bailarín comienza a descubrir que sus pies tienen mente propia y que Conducción y Resistencia no se refieren a un automóvil.  Tu tiempo de respuesta física se vuelve más rápido y tu mente a veces siente que no puede mantener el ritmo. A esto se le llama “memoria muscular”.

Es el momento de liberar a tu cuerpo y a tus pies de una manera menos consciente. Confía en ellos, quizá te sorprendan.

Competencia Inconsciente (Zona 4)

¡Tu esfuerzo y compromiso finalmente están dando los resultados y todo el tiempo invertido ha valido la pena! Te sientes confiado en tus habilidades para aprender cualquier cosa nueva que se cruce en tu camino. Este es el punto en el que tu baile se empieza a elevar sin esfuerzo. Tienes ya una fuente a la cual conectarte para obtener movimiento y ritmo. Se siente casi inconsciente y hasta parece que no estás esforzándote. Ahora ya sabes que todo el cuerpo baila, la música se ha convertido en la base para tus coreografías y secuencias, has desarrollado un repertorio mucho más sólido de pasos y escuchas la música de forma diferente. Pruebas las reglas de los maestros para ver cuáles se pueden romper.

¡Un bailarín experimentado puede esperar sentirse bien, verse bien  y sólo aspirar a mejorar! Encontrarás que hay áreas a desarrollar que te harán estar de nuevo en la Zona 1 pero esta vez estarás listo y deseoso de experimentar las maravillosas frustraciones que forman parte del proceso de aprendizaje. De aquí en adelante lo único que te detiene es tu deseo de aprender.

No olvides la Zona 2:

Comparte tu experiencia y habilidades con otros. ¿Recuerdas lo que sentías al comenzar? Como bailarín experimentado puedes tener una influencia extremadamente positiva en quienes estén empezando a aprender. Sé amable, ya que también puedes tener un efecto negativo en ellos. No ofrezcas consejos o corrijas a tu pareja de baile en la pista a menos que te pregunten. Esto puede resultar muy molesto. Además, nunca sabes a quien  podrías estarle ofreciendo consejos.

Deja la enseñanza a los maestros y has tu mejor esfuerzo para que tu pareja de baile se sienta bien y disfrute de bailar contigo.

Recuerda que la práctica hace al salsero. ¡Saludos!